Publica tu libro EDICIONES ORLANDO

Comentarios literarios

sábado, marzo 25, 2017

Poema Infancia - Ingrid Odgers

                               INFANCIA

 Arrojo lejos la máscara
Te ruego como loca perdida:

Déjame sacar el tapete
- O el bloque de concreto-
Déjame abrir el arca

Déjame suplico
Déjame alcanzar la infancia

Toda esa danza
Entre la rutina del juego
Y la cocina
Entre la rutina y la escuela
(Mi pobre sala
De mi pobre barrio)
La complicidad del gesto
Y la ronda del guiño

La payaya en la mano
El arroz con leche
Las polcas en la arena
Los amigos que golpean la puerta
¡Ah! Salto dichoso

El grito de triunfo/ El silencio de la derrota
Toda era un entre/ entre pisos/entre días
Entre los blocks/ entre los arcos del basketboll
Y la cancha de futbol –todo el túnel luminoso-
Simplemente la niña  brincaba
Como lluvia / granizo
Como árbol cargado de duraznos

En el tiempo del calor
los  típicos short y el río del sauce

Me dejo vivir / Me dejo
Un pastel de escudo en la mano y
en la otra
la pelota goma con esa risa y con ese llanto
frescura   inocencia retozo
Aquellos  pies  tan breves
La  tierra negra del festín
La  tierra rojiza de la querencia

El coligue
Las carretas
Los naranjos

¡Ay verano que me brillas!
Qué alegría febril
Niña citadina respira prados
Niña citadina respira atardeceres
Niña que sube cerros
Y huele quebradas

Cabalgata dócil
ovejas en la tarde del cobijo
pájaros /  huerta

Recorriendo / recorriendo
Vívida Plena Gozosa

Sencillamente viviendo
No había nada
Nada áureo (ni oro ni plata) que la hiciera feliz

En medio de la carencia bruja
De la escasez y la noche.
Lo tenía todo.



Nota:
Payaya, juego tradicional chileno.
Publicar un comentario

Collage -El camino de la poesía

Collage -El camino de la poesía
Obra poética y narrativa en la Historia de la Literatura Hispanoamericana de Polonia

Comentarios

Poética

Código

No hay necesidad de templos, no hay necesidad de filosofías complicadas. Nuestro propio cerebro, nuestro propio corazón, es nuestro templo. Mi filosofía es la bondad. Dalai Lama

seres humanos

Los seres humanos no nacen
para siempre el día en que sus
madres los alumbran,
sino que la vida los obliga
a parirse a sí mismos una y otra vez.

Gabriel García Márquez (1927-?)

Qué de fulgor tiene el aire Juan Gelman

Porque escribí

Entradas populares